18 de febrero de 2017

César Enrique Acosta: Poeta del pueblo de Magdaleno

Nacido en Güigüe, estado Carabobo (Venezuela), el 31 de marzo de 1952. Desde los dos años reside en la parroquia Magdaleno del municipio Zamora (Aragua, Venezuela). Poeta, narrador, cronista popular y compositor en los géneros de joropo central y llanero, parranda central y de la costa y merengue venezolano. Contribuyó a la creación del Himno del Municipio Zamora del estado Aragua. Es conocido como el Poeta del Pueblo. Licenciado en Desarrollo Cultural por la Universidad Simón Rodríguez (Misión Cultura). Participó en el primero y segundo Encuentro de Poetas Populares convocados por la Secretaría Sectorial de Cultura del estado Aragua y el Instituto de la Cultura de Aragua (2011 – 2012).

Fue homenajeado en el 6° Festival Mundial de Poesía (2009). Pertenece a la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela (Sacven, 6.600); es miembro del Círculo de Autores y Compositores de Aragua (CIACA) y de la Espiral Colectiva Alí Primera del municipio Zamora del estado Aragua.

Reconocimientos

Orden Santa María de Magdalena
Premio Concurso Nacional de Poesía Tradicional de SACVEN. 2012.

Publicaciones

Aparece en las siguientes antologías:

1er. Encuentro Regional de Poetas Populares. Fiesta Bicentenaria (2011). Editado por el Instituto de la Cultura de Aragua/ Secretaría Sectorial de Cultura. 

Juegos Florales de la Poesía Tradicional. II Concurso Nacional de Poesía Tradicional de SACVEN (2012).

2do. Encuentro Regional de Poetas Populares (2015). Homenaje a José Helímenas Barrios. Editado por el Instituto de la Cultura de Aragua/ Secretaría Sectorial de Cultura.

Utopía de un soñador. Poemas. Editorial El perro y la rana. Imprenta de Aragua. Maracay, 2016.

Texto: Argenis Díaz.
Foto: Archivo personal.





MI POESIA

I
Mi poesía en el folclore
Es tierna como semilla
Y germina en tierra fértil
Como floresta germina
Ella suspira por mi
Donde comienza mi rima
Es dulce y enamorada
Como una escolar sencilla
Lanza suspiros al viento
Como risa cantarina.

II
Mi poesía tiene ángel
Y quien la escucha suspira
Suspira porque la siente
Como una llama encendida
No es una cosa mi musa
Ni es otra cosa mi rima
Las dos son un
mismo cuerpo
Y son parte de mi vida
Suspiró por el recuerdo
Cuando supo su partida.

III
Y en un suspiro pequeño
Que le arrancara la vida
Quedó llorando en silencio
Cuado supo que te ibas
Y desde entonces está triste
Desde entonces se fatiga
Porque sabe de querer
Y sabe de despedida
Sabe cuando hay que llorar
Cuando una pena la obliga.

IV
Mi poesía en la añoranza
Es como un potro
sin bridas
Y se va por la sabana
Como el viento sin orilla
En el fragor de la copla
En la frase fugitiva
Por el camino desierto
Como una leve llovizna
Mojando los chaparrales
Y a la tierna clavellina.

V
Allá va mi poesía
Con tu recuerdo en la silla
Como potro juguetón
Llorando tu despedida
Soñando con el amor
Donde el querer
se le abisma
Y lleva mi sentimiento
Prendido de su costilla
Porque lo que yo no siento
Tampoco lo cargo encima.

VI
Y por eso estoy aquí
Recordando tu partida
Preguntándole a la brisa
Que habla con la
campanilla
Si supo porque te fuiste
Y si vuelves algún día
Porque quedé como
un puerto
Cuando el navío se despide
En aquella lejanía,
Y la soledad lo acoge
En una tarde sombría
Sin más canto que
el de la ola
Y sin una compañía
Más que la arena y la playa
Y un viejo faro de guía.



De: Utopía de un soñador.



Poeta César Enrique Acosta